CONSIDERACIONES SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE “CIRUGÍA PLÁSTICA SEGURA”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Proyecto de ley 314 de 2019

Ha sido radicado por quinta vez en el congreso de la republica un proyecto de ley que busca regular las cirugías plásticas y los procedimientos médico – estéticos en el país. La presión de la opinión pública es alta, dado que han ocurrido una serie de casos muy mediáticos, pero ¿cuál es la evidencia disponible? ¿Ha sido bien estudiado el problema? ¿tenemos una epidemia de muertes por cirugía plástica? ¿cómo se puede mejorar la seguridad de los pacientes que recurren a este tipo de procedimientos? Tenemos estos y otros interrogantes al respecto.
Para iniciar señalemos que la tasa de muertes por estos procedimientos en el estado de la Florida es de 1 muerte por cada 16.000 procedimientos, esto según la American society of plastic surgeons, y en el mundo la tasa global de muerte para procedimientos quirúrgico estéticos es de 1 muerte por cada 50.000 procedimientos, y si se realizan procedimientos combinados se tienen distintas cifras, la Aesthetic plastic surgery reportaba  en el año 2000 un riesgo de 1 muerte por cada 47.415 liposucciones, 1 por cada 7314 si se combinaba con otros procedimientos y 1 por cada 3281 si se combinaba con una abdominoplastia. En Colombia las cifras no son claras, haciendo inferencias con los datos de medicina legal se tuvo en el año 2016 30 muertes documentadas y un aproximado de 516.930 procedimientos según datos publicados en una infografía del periódico El tiempo, tendríamos entonces una tasa de 1 muerte por cada 17.231 procedimientos. Los datos anteriores nos colocan por encima de las tasas mundiales, pero no parece una epidemia, aunque es claro que hace falta más información. («Colombian Society of Anesthesiology and Resuscitation and Colombian Plastic Surgery Society Consensus», s. f.) (Tiempo, 2018)
El estudio de investigación realizado en la ciudad de Cali por la universidad ICESI llamado “Epidemiologia de eventos fatales relacionados con procedimientos estéticos en Cali- Colombia de 1998-2015” muestra que el 56 % de los pacientes que fallecieron por procedimientos estéticos fueron operados por personal aparentemente idóneo y en instituciones habilitadas. (Potes, s. f.)

Otro estudio realizado en Bogotá, en la universidad nacional llamado “RESULTADO DE LAS INVESTIGACIONES JUDICIALES DE MUERTES POR PROCEDIMIENTOS LIPOPLÁSTICOS SOMETIDAS A NECROPSIA MÉDICO LEGAL EN BOGOTÁ ENTRE 1993 Y 2007” se encuentra que la información contenida en las historias clínicas de los pacientes fallecidos es insuficiente en la mayoría de los casos y que el 67% de los fallecidos habían sido operados por cirujanos plásticos idóneos en clínicas habilitadas para tal fin. (Escobar, 1993)
En una investigación realizada en Bogotá y publicada en la revista colombiana de anestesiología llamada “Informes periciales por presunta responsabilidad médica en Bogotá” se muestra como casi el 90% de las demandas a profesionales de la salud eran improcedentes, hubo buena praxis pero eran complicaciones no evitables o acciones inseguras del sistema, muy seguramente falta mucho por determinar, lo que si es claro es que si la acción busca penalizar no encontraremos las causas reales, los profesionales no ayudarán y el problema continuará, como aconseja el informe “Errar es humano”, el cual indica que “cuando en la atención en salud se produce un error, culpar a un individuo hace poco para lograr que el sistema de salud sea más seguro y evitar que otras personas lo sigan cometiendo. La prevención de errores y el mejoramiento de la seguridad de los pacientes requieren de un enfoque de sistemas, con el fin de modificar las condiciones que contribuyen a cometerlos.”(Institute of Medicine (US) Committee on Quality of Health Care in America, 2000; Tamara P, Jaramillo S, & Muñoz P, 2011)
La responsabilidad médica en Colombia se enmarca dentro del derecho civil y las demandas a los profesionales de la salud se vienen incrementando, son los ginecólogos los profesionales más demandados, en los últimos dos años se han incrementado también los reclamos legales contra los cirujanos plásticos, en más del 80% de los casos la justicia no ha encontrado responsabilidad culposa directa, tampoco queda claro si se hubiese podido hacer algo para evitar el fallecimiento. (Rodríguez, López, Restrepo, & Posada, s. f.)
En pacientes con una clasificación de riesgo quirúrgico ASA I, con duración de la cirugía menor de 2 horas y con volúmenes de liposucción menores de 3 litros eventos adversos fatales no deben ocurrir, sin embargo, están ocurriendo, hay algo que es claro, falta información para enfrentar el problema.
La poca idoneidad de algunos profesionales da cuenta solo del 30% o menos de los casos y los procedimientos realizados en instituciones no habilitadas cada vez es menor, según los estudios revisados no llega al 20%, la selección de instituciones acreditadas es algo que se le puede agradecer a la presión de los medios, sin embargo es menester ahondar en las causas y darle un manejo acorde con las recomendaciones internacionales en seguridad del paciente que nos permitan un impacto real en la disminución de los casos. (Rodríguez et al., s. f.)
Análisis y recomendaciones
Realizar un estudio descriptivo nacional que caracterice bien a la población que ha tenido problemas y determine las causas, aunque hay algunos, son locales y es posible ampliar la muestra y conocer con mayor certeza los determinantes del problema, sin embargo, con la información disponible y estudios internacionales se pueden inferir algunas cosas. Las principales causas de muerte derivada de procedimientos estéticos son el tromboembolismo venoso, incluyendo el pulmonar, el paro cardiorrespiratorio y ocupa también un lugar importante las infecciones secundarias al procedimiento; entre los procedimientos que con mayor frecuencia tienen complicaciones está la abdominoplastia, las liposucciones y las inyecciones glúteas de biopolímeros; es importante evaluar la anticoagulación temprana posterior a estos procedimientos (Bucknor et al., 2018)
El programa de seguridad del paciente deber ser de máximo rigor en instituciones que realicen cirugía plástica y procedimientos estéticos. Debe implementarse una lista de chequeo adaptada para cirugía plástica y procedimientos estéticos, con paquetes instruccionales específicos. (World Health Organization (Genève) & World Alliance for Patient Safety, 2009)
La consulta preanestésica debe ser muy rigurosa y cancelar las cirugías si se detectan riesgos aumentados.
Los pacientes candidatos a liposucción deben emprender programas de reducción de peso y mejoría de condiciones de salud preexistentes como hipertensión, diabetes y sedentarismo, la obesidad no se cura con cirugía plástica, esta solo mejorará un poco al paciente, pero los resultados en la salud serán mayores y sostenibles si emprende un programa médico de actividad física antes de la cirugía.
El país debe garantizar la idoneidad de los profesionales, los ministerios de educación y salud de manera conjunta deben realizar pruebas teóricas y prácticas a los profesionales educados en el país y en el extranjero y así garantizar su idoneidad, las pruebas deben realizarse de manera periódica cada 7 años para recertificar así a los profesionales y mantener la educación continuada con créditos académicos a través de las instituciones de educación superior.

Bucknor, A., Egeler, S. A., Chen, A. D., Chattha, A., Kamali, P., Brownstein, G., … Lin, S. J. (2018). National Mortality Rates after Outpatient Cosmetic Surgery and Low Rates of Perioperative Deep Vein Thrombosis Screening and Prophylaxis. Plastic and Reconstructive Surgery, 142(1), 90. https://doi.org/10.1097/PRS.0000000000004499
Colombian Society of Anesthesiology and Resuscitation and Colombian Plastic Surgery Society Consensus. (s. f.). Recuperado 19 de abril de 2019, de http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-33472009000400009
Escobar, A. I. N. (1993). RESULTADO DE LAS INVESTIGACIONES JUDICIALES DE MUERTES POR PROCEDIMIENTOS LIPOPLÁSTICOS SOMETIDAS A NECROPSIA MÉDICO LEGAL EN BOGOTÁ ENTRE 1993 Y 2007. 72.
Institute of Medicine (US) Committee on Quality of Health Care in America. (2000). To Err is Human: Building a Safer Health System (L. T. Kohn, J. M. Corrigan, & M. S. Donaldson, Eds.). Recuperado de http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK225182/
Potes, A. M. (s. f.). Icesistas revelan primer estudio en Colombia sobre muertes asociadas a cirugías estéticas. Recuperado 19 de abril de 2019, de https://www.icesi.edu.co/unicesi/todas-las-noticias/2847-icesistas-realizan-primer-estudio-en-colombia-de-eventos-fatales-asociados-a-procedimientos-esteticos
Rodríguez, A. R., López, C. S. L., Restrepo, D. P. G., & Posada, J. A. (s. f.). RESPONSABILIDAD MÉDICA EN EL CASO DE CIRUGÍA ESTÉTICA, PERÍODO 2010 A 2014, EN COLOMBIA. 109.
Tamara P, L. M., Jaramillo S, S. H., & Muñoz P, L. E. (2011). Forensic Expert Report on Alleged Medical Liability in Bogotá. Revista Colombiana de Anestesiología, 39(4), 489-505. https://doi.org/10.5554/rca.v39i4.180
Tiempo, C. E. E. (2018, noviembre 2). Colombia, cuarto país donde más se practican cirugías plásticas. Recuperado 19 de abril de 2019, de El Tiempo website: https://www.eltiempo.com/vida/salud/colombia-es-el-cuarto-pais-con-mas-cirugias-esteticas-en-el-mundo-288828
World Health Organization (Genève), & World Alliance for Patient Safety. (2009). WHO guidelines for safe surgery. Recuperado de http://whqlibdoc.who.int/publications/2009/9789241598552_eng.pdf

Siguenos

Publicaciones recientes

Recibe tu documento

Suscríbete

¡Con tu suscripción obtén documento de como tener éxito en el consultorio particular!
×

¿Te podemos ayudar?

No dudes en preguntarnos

× ¡También nos puedes contactar por WhatsApp!